Coraavega y sus detractores.

0
331

POR PAZ SANCHEZ.

Se ha creado la percepción que todo lo que tiene que ver con política no sirve, que todas las instituciones públicas son fraudulentas, incapaces, poco ética y que todos los funcionarios son corruptos y sin moral. El día de hoy queremos hacer una apología de una institución que sin duda ha venido de menos a más, nos referimos a Coraavega.

Luego de que en el 2007 La Vega pasara a administrar a través de Coraavega el agua potable y alcantarillado de la ciudad dimos un enorme paso de avance. Cuando las recaudaciones producto del agua potable y alcantarillado eran administrados por INAPA, esos recursos iban a parar a Santo Domingo y se destinaban a otras actividades que no eran dar respuestas a las diferentes problemáticas de mantenimiento que se suscitaban en la provincia, hasta el cambio de una tubería que hoy se resuelve en horas, en aquel entonces teníamos que durar meses o sencillamente nunca se resolvía, convirtiendo el servicio en un gran caos.

Coraavega ha operado desde sus inicios con mucha deficiencia económica, la gente se resiste a pagar religiosamente el servicio, muchos dicen de forma equivocada que el agua es un derecho humano y que por ende debe servirse de forma gratuita, lo que muchos quieren desconocer es que el agua no la buscan en el rio, le llega a la puerta de su casa y que por demás es agua tratada. En el caso de las heces, Coraavega se encarga a través de sus redes de depositarla en una planta de tratamiento que le cuesta mucho dinero a la ciudad, ya no recibe subsidio, excepto un aporte de parte del gobierno para pagar la energía eléctrica que se utiliza para darle servicio a Jima que tiene un acueducto que funciona por bombeo, es decir que motores de gran capacidad encendidos 24 horas permiten que el municipio de Jima pueda tener agua en la puerta de su casa,  sin embargo esto no ha sido excusa para tener un avance sostenido y resolver con eficiencia los principales problemas que demanda la provincia en estas áreas, vale resaltar que Coraavega cuenta con uno de los mejores cuerpos técnicos del país en todos los ámbitos.

El acuerdo con la empresa AAA dominicana ha sido un acuerdo que solo benefició a Coraavega, en el inicio la idea era que con esta empresa que se dedicaría a la parte comercial mejoraríamos nuestra capacidad de recaudación y Coraavega se dedicaría solo a la parte de operación para mejorar el servicio y las demandas, era una combinación perfecta la población pagaría lo justo y recibiría un servicio de mayor calidad. Lamentablemente para AAA dominicana el acuerdo no le ha sido rentable y partirá dejando todas sus herramientas en manos de Coraavega, equipos, sistemas de la más alta calidad, capacidades montadas y puesta en ejecución, medidores que sirven para regular el consumo desproporcionado de agua, entre otras cosas.

Una prueba de fuego para Coraavega ha sido que en la obra más importante de aseo urbano en el país que realiza la Presidencia de la República, los técnicos de la institución y veganos manejan todos los trabajos de agua potable, aguas pluviales y aguas negra que se ejecuta en ese proyecto y con los más altos estándares de calidad, asegurando que el mantenimiento de estos trabajos quede en manos de quienes conocen cada cosa que se ha hecho ahí.

Hay que resaltar los niveles de profesionalidad, de pulcritud, de ética y de gerencia que ha presentado el Ing. José Hidalgo Díaz, no hemos visto un solo escándalo en Coraavega que ha sido sometida a todo tipo de evaluación por el Ministerio de Administración Publica y ni hablar del Ing. Omar Beato, un trabajador incansable para que esta institución sea modelo de transparencia en el país.

Coraavega es la única institución gubernamental en La Vega que paga sin prejuicios las prestaciones laborales a sus servidores en el tiempo que estipula la ley, además ofrece todos los beneficios como seguro médico, fondo de pensiones, entre otros.

Claro está, los recursos que maneja Coraavega no alcanzan para impedir que algunos graciosos quieran extorsionar y propiciar informaciones que no se corresponde con la verdad.

Sabemos que aún hay mucho que mejorar, que se debe seguir creciendo, preparándose, aumentando las capacidades de su personal, pero debemos tener fe en una institución que nos ha mostrado con lo poco que maneja que aun la decencia y la cordura existen en algunas instituciones públicas.

 

Paz Sánchez.

Commentarios

commentarios