Correa y EDENORTE, el camino de la CDEEE

0
2320

El ing. Julio César Correa ha mostrado en la administración de EDENORTE el camino que debe seguir la CDEEE para de una vez y por todas resolver el histórico problema de los “apagones”. El modus operandi del Ing. Correa ha llevado a EDENORTE a operar con una eficiencia muy superior a EDEESTE y EDESUR, tanto así que esta EDE es la que tiene los mejores índices: menos apagones, mayor nivel de cobranza, menos reclamaciones, menos pérdidas (hurto y fraude), y siendo la EDE con más clientes facturados es la que menos gasta, mucho a poco, en relación de gasto en nómina por cada cliente.

Mientras que EDEESTE cuenta con 618,000 clientes invirtiendo una nómina de RD$73,725,231.33 y EDESUR con 645,000 clientes con una nómina de RD$136,791,724.59; EDENORTE cuenta con 800,000 clientes y su nómina es de apenas RD$87,528,611.99, lo que se traduce de la siguiente manera: EDESUR paga por cada cliente RD$212.08 en nóminas, EDEESTE RD$119.29 y EDENORTE RD$109.41.

Este dato es simplemente sorprendente, puesto que la gestión de Correa invierte en pagos a personal vía nómina poco más de RD$100 por cada cliente conectado, mientras que EDESUR, por ejemplo, supera los RD$200 pesos.

En 2017 EDENORTE registró muchos menos apagones que las demás EDES, con 155.53 GWh de energía no suministrada, reportando un 2.75 horas de apagones diarios, mientras EDESUR y EDEESTE superan las 3 horas.

Por otra parte, además de ser la EDE con menos apagones en 2017, si revisamos la publicación del Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles, podemos ver que EDENORTE registró 1,037.9 gigavatios en pérdidas, liderando también ese rubro, siendo la que menos energía pierde, pues EDEESTE perdió 1,741.5 gigavatios y EDESUR 1,328.4 gigavatios. Si ahora analizamos que EDENORTE tiene unos 200,000 clientes más, estos índices de eficiencia son en la REALIDAD el doble de bueno de lo excelentes que ya son.

Los datos a los que tuvimos acceso, publicados por PROTECOM (Protección al Consumidor de Electricidad) nos dicen que en 2016 el 50% de las reclamaciones provinieron de EDEESTE, el 28% de EDESUR y apenas el 20% de EDENORTE y el otro 2% de Las Terrenas, Consorcio Energético Punta Cana Macao y otras distribuidoras pequeñas. Es decir que, si aplicamos el principio que la EDE dirigida por Correa tiene unos 200,000 clientes más, este 20% de transforma en un 15%, un dato que refleja la calidad de una gestión que supera con creces a sus pares.

Este eficiente modelo que ha aplicado el Ing. Julio César Correa debe de ser implantado en la CDEEE, pues sin dudas resultaría en menos apagones, menos carga para el estado en nóminas, menos pérdidas, menos quejas, en fin, todo esto que se traduce en calidad de vida para los dominicanos, para el hombre del colmado que pierde sus mercancías por falta de refrigeración, el herrero que se queda cogiendo fresco debajo de una mata porque no puede usar su pulidora, el ebanista que no puede cortar el tronco con su sierra, en fin, que aumenta la productividad y que el objetivo último de nuestro sistema energético es mejorar la vida de la gente.

Desde que en nuestro país se prendió el primer bombillo nunca habíamos dado con un modelo de gestión con la eficiencia del descrito en este humilde artículo. Este es el momento, y no otro, de resolver esta maldición histórica que por décadas azota la República Dominicana, y el Ing. Julio César Correa parece ser el único que puede abrir esa pesada ventana que nos separa de la luz.

Esperamos que así sea.

Autor: Ing. Felix Lantigua