El hijo de Micky López, su Regiduría y la historia del Chinero.

0
661

Una de las razones fundamentales por la que se pensó que era necesario tener un marco jurídico que regulara las acciones de los políticos era resguardar los derechos adquiridos de los más chiquitos, los que no tenían padrino o no tenían grandes sumas de dinero para agenciarse una candidatura en desmedro del trabajo tesonero que llevan los que mantienen los partidos activos día tras día.

Desde hace unos años observamos de forma detenida personas que llegaban a los partidos sin ninguna trayectoria, sin ningún trabajo y sin ninguna propuesta, bastaba con que fuera hijo de algún político o que pudiera amasar una buena cantidad de dinero y eso le valía para ocupar cualquier cargo electivo que le plazca, no importaba el nivel del cargo que quería.

Cuando habíamos pensado que habíamos superado todas esas marimañas, hace días escucho con atención que el hijo del empresario Micky López quería aspirar a regidor por el PRM, pensamos que era un rumor más de tantos que se escuchan en estos días, pero hemos investigado y nos damos cuenta que no, que el asunto va enserio.

¿Quién es el hijo de Miky López? Solo sabemos que su nombre es José Miguel López, no sabemos a qué se dedica, cuáles son sus propuestas de campaña, desde cuándo pertenece al PRM, qué le motiva, todo parece indicar que se trata de un capricho de alguien, total, como los regidores han dado tan poca muestra de qué realmente son sus funciones no parece que esto sea un gran problema para el joven recién salido de la gatera.

Pero sabrá este joven cuantas zonas tiene el PRM, cuáles son sus miembros, cuantos votos necesita para ganar, cuáles son sus planes, sus programas, a cuántas reuniones ha asistido, sabrá acaso que para ser candidato debe ser miembro del partido por el cual quiere aspirar y que primero debe ir unas primarias internas para luego buscar los votos fuera del partido ¿De qué organismo es miembro? ¿Comité municipal? ¿Comité zonal?

Que los jóvenes se integren a los partidos es una muestra de avance, que quieran pertenecer para aportar, ganarse sus espacios y luego aspirar de forma legítima es un gran avance, pero cosas como estas no son más que oportunismo puro y simple, caprichos de niños malcriados que al final terminaran siendo una silla más ocupada por alguien que no va aportar absolutamente nada.

Deben estar atentos los que aspiran en el PRM, no me cabe duda que si este joven puede engrasar su maquinaria económica será regidor sin ninguna traba, los que hoy están fajados inscribiendo militantes estarían como el chinero “pelando para que otro chupe”.