Fausto Ruiz al asecho de sus próximas víctimas.

0
591

Decía el perínclito profesor Juan Emilio Bosch y Gaviño que “en política hay cosas que se ven y cosas que no se ven, y las que no se ven son más fuerte que las que se ven”. Viene la frase a colación porque pretendemos dejar sobre el tablero algunas de las piezas que no se ven.

Es de dominio público lo que pasó con Fausto Ruiz en el 2016; terminó aliado al PRSC tomando una candidatura a diputado luego de decir “que el sería incapaz de aspirar a algo para lo que él no tiene el perfil” refiriéndose a la diputación, otra cosa que dijo fue que le financiarían la candidatura por completa y que no tendría que gastar un solo peso,  eso dijo Fausto Ruiz unos días antes de “abrirse en banda” en el programa Meridiano Vegano que en ese entonces conducían Marino Concepción y Jorge Morel.

Finalmente, Fausto Ruiz se fue bajo las condiciones que ya había anunciado y otras que se han venido especulando como la candidatura a regidor apartada para su hijo, jeepeta y dicen que, hasta un menudito, nada confirmado, pero se ha venido especulando.

Cada quien tiene el pleno derecho de pactar con quien quiera, aspirar a lo que quiera, es un derecho constitucional de todos los ciudadanos, pero, ¿dónde viene el fallo? Fausto Ruiz puso a trabajar para conseguir su propósito a un sinnúmero de dirigentes en el PRD que aspiraban a regidores con el sueño de que Fausto fuese el candidato a alcalde por la boleta blanca, Francelín Almonte, Bartolo Comprés, Henri Mejía, Mairení Pérez, Félix Lantigua, Cecilia Guzmán, Nanci Conil, José Miguel Santana, estos son algunos de los nombres de los pendejos incautos que, no solo lo apoyaron, pues Fausto Ruiz los motivó a que gastaran tiempo y dinero en actividades y recorridos, logrando que este grupo lo posicionara, lo engordara y luego, cuando estaba sabroso el asunto, se vendió como un puerco navideño, esto sin contar los recursos que invirtió el PRD en esta supuesta candidatura a alcalde de Fausto, que para colmo de las barbaridades se fue cuando apenas faltaba 24 horas para vencerse el plazo de las inscripciones, lo que trajo como resultado que el PRD no pudiera pactar en condiciones favorables y hoy no cuenta ni siquiera con un regidor en la sala capitular del ayuntamiento.

Su acción provocó que las candidaturas a diputados de Hugo Núñez y Radhamés García perecieran, los engaño a todos, les sacó la alfombra, hizo que le presentaran uno por uno a todos los dirigentes, con quienes previamente no había tenido ningún contacto, ni forma de hacerlo, y se quedó con sus números telefónicos para llamarlos luego como ladrón en la noche, a esto si no tenía derecho el señor Fausto Ruiz.

Traemos esto al debate, porque hemos visto su interés en nueva vez aspirar a alcalde. Como su gestión en la cámara de diputados ha dejado muy poco, por no decir nada, de qué hablar, es muy difícil salir a vender sus iniciativas en el congreso, al día de hoy no se conoce ningún proyecto de ley de la autoría de Fausto Ruiz, entonces la estrategia parece ser la misma: posicionarse, venderle sueños de gloria a otro grupo de inocentes, prometiéndoles que serán regidores, con él como su candidato a alcalde, y ese grupo saldrá en trulla a promoverlo, a invertir su tiempo, su esfuerzo y sus recursos para engordar de nuevo el puerco y luego éste volver a venderse en las vísperas de noche buena, dejando a todo el mundo como perico en la estaca.

Hay que mantenerse al acecho, no se puede permitir que un mago quiera embullar con el mismo truco dos veces y Fausto Ruiz no puede olvidar que a veces el mejor de los cazadores termina siendo el cazado.


Autor: Juan J. Pérez
email: juanjperez@lavegainforma.com