Hasta luego entrañable amigo Cuncún

0
3888

Recuerdo cómo ahora cuando en junio del año 1996 mientras yo vendía al por mayor cajas de Fracatanes y el lugar donde yo hacia la distribución de la provincia de la Vega era el parque Elías Brache (Parque de las Flores) por allí era muy frecuente ver a Cuncún con un “jumo” y muy pocas veces sobrio. Y lo escuchaba hablar hasta por los codos de su amistad con el entonces hombre fuerte del otrora PRD Hatuey de Camps y yo que a pesar de ser un perredeísta tanto por mi difunto abuelo al igual que por mi padre, sentía una admiración por Hatuey de Camps dado a su carácter y personalidad. Entonces me le acerqué a Cuncún y le solicité el número del llamado Cacique y este sin titubeos me lo cedió y eso bastó para que yo realizará una amistad de primer orden con el influyente político.

José de la Cruz, autor de este artículo

Cuncún es en cierta manera el responsable de mi estadía por más de 20 años en el mundo de la política. Además, hay que recalcar que Cuncún es la única persona del mundo de la política en la provincia de la Vega que logró ser apreciado y querido por todos los partidos del sistema. Amigo inseparable de Hatuey de Camps por el PRD, canchanchán del hombre fuerte del PRSC Pedro Rivera, del actual presidente del PRD Miguel Vargas, del influyente ministro José Ramón Peralta a quien Cuncún llamaba delante de todos “Chemón”, del presidente de la cámara de cuentas Hugo Álvarez. También de los alcaldes Euclides Sánchez. Miguel Ángel Lora, Fausto Ruiz, Alexis Pérez y del actual incumbente Kelvin Cruz.

Porque a pesar de lo que muchos veían negativo de Cuncún, dentro de él existía una nobleza, un don de servicio, honestidad y leal a la causa con la cual él gravitaba, esto último fue lo que le dio el privilegio de ser querido por todos los partidos. Leal con el que estaba en el momento dado. Ojalá la política nos brinde la oportunidad de encontrarnos con otro Cuncún, lleno de tragos y de amor y lealtad cómo pocos. Hasta luego entrañable y querido amigo Cuncún.

Por José de la Cruz