ING. MAXIMO CASTILLO PROMETE VELAR POR LOS ANCIANOS Y ENVEJECIENTES DE LA PROVINCIA DE LA VEGA.

0
42

El presidente del Partido Dominicanos Por el Cambio (DXC) en el municipio de La Vega, y aspirante a diputado, Ing. Máximo Castillo, se refirió de manera categórica a las penurias, desamparo y discriminación en que viven muchos envejecientes en la provincia de La Vega y el resto del país.

“El drama que viven actualmente los ancianos y adultos mayores en nuestro país obedece entre otras cosas, a la exclusión de una gran parte de ellos de la seguridad social, y sobre todo, a la falta del cumplimiento de la ley 352-98 sobre protección a la persona envejeciente”, puntualizó Castillo.

 

“Para los efectos de esta ley, se considera envejeciente a toda persona mayor de sesenta y cinco años de edad, o de menos, que debido al proceso de envejecimiento, experimente cambios progresivos desde el punto de vista psicológico, biológico, social y material, y en esta condiciones tenemos aproximadamente el 10% de nuestra población . En tal sentido, se necesita de manera urgente prestar atención especial al drama que vive este sensible segmento de la sociedad dominicana”, declaró el destacado dirigente de Dominicanos Por El Cambio.

El Ing. Castillo instó al Consejo Nacional de la Persona Envejeciente (CONAPE), a emplear un plan para detener las violaciones a muchos derechos fundamentales de los adultos mayores, que están contemplados en la ley 352-98. “Es inaceptable, y por demás contraproducente que los envejecientes no obtengan los beneficios que les otorga esta ley, es como si no existiera una legislación en ese sentido, así como no existe en la práctica un sistema integrado de seguridad social que facilite la atención del envejeciente”, Resaltó.

“Entendemos que la responsabilidad de dignificar la vida de ellos es de todos, empezando por la familia misma y la sociedad. No obstante a eso, el estado tiene el sagrado deber de garantizarles con efectividad el derecho a la salud, vivienda, alimentación entre otras cosas. Especialmente porque nuestro país es signatario de diversos acuerdos internacionales sobre políticas públicas que beneficien al envejeciente, por tanto, es impostergable la necesidad de eficientizar las estructuras institucionales existentes e involucrar los distintos actores sociales para dar respuesta a esta problemática”, finalizó el Ing. Máximo Castillo.