La fiel clientela de una armería en Las Vegas

0
36

El tirador modificó varios rifles para que dispararan como metralletas y fueran más letales. Nevada es uno de los Estados más permisivos con la venta

 

Son las 14:30 en el Centennial Parkway, en el norte de Las Vegas. Varios adolescentes han salido de la escuela y andan hacia sus casas. Pasan, sin inmutarse, pasa por delante de New Frontier Armory, la tienda de armas en la que Stephen Paddock, el autor de la matanza de Las Vegas, compró parte de su arsenal. Los comercios de armas forman parte del paisaje de Estados Unidos. También los tiroteos masivos.

Pero hay datos que marcan de manera especial la matanza del pasado domingo perpetrada por Paddock, un jubilado de 64 años que disparó contra los asistentes a un festival de música desde una habitación de hotel que ocupaba desde hacía varios días. No solo por ser el tiroteo más mortífero de la historia del país: 58 muertos —excluido el atacante, que se suicidó—, sino porque el autor utilizó muchísimas armas —tenía 23 en el hotel y 19 en su casa—, y modificóalgunas de ellas para hacerlas más letales y lanzar ráfagas de disparos contra las víctimas. Y, además, porque su móvil aún es un misterio.

El comercio ha confirmado que Paddock compró legalmente a principios de año varias armas. “No estaban capacitadas para hacer, sin ser modificadas, lo que hemos visto”, asegura en un comunicado David Famiglietti, responsable de la tienda. El propietario, que declinó ser entrevistado, explicó a la cadena NBC que el asesino adquirió un rifle, que no era automático, y una escopeta que no estaba preparada para alcanzar blancos a tanta distancia.

Según los investigadores, el jubilado compró el resto de su arsenal en varios Estados y en Nevada, que tiene una de las leyes más flexibles para comprar armamento. Por ejemplo, no requiere de un permiso ni un registro del número de armas.

Fuente: https://elpais.com/internacional/2017/10/06/estados_unidos/1507243998_080732.html

Commentarios

commentarios