“La Matica y sus elecciones”; la telenovela del momento.

0
437

La Vega.- En su capítulo 6,854, la telenovela llamada “La Matica y sus elecciones”, dio un nuevo giro cuando la plancha encabezada por el actual presidente del club, Yovanny Hernández (Frutas), quien busca la reelección, se proclamó ganadora y fue juramentada en una dudosa asamblea, celebrada el pasado viernes cinco, a la cual varios de los presentes dijeron a nuestra redacción, que llegaron “engañados”.

Al decir que llegaron “engañados” a la dudosa asamblea, se refieren al hecho de que fueron invitados a una actividad en la que el presidente Yavanny Frutas, explicaría a los presentes la situación real con relación a las elecciones y una vez allí, él y quienes componen su plancha, se destaparon con una “asamblea eleccionaría”, en la que se presentó una comisión electoral completamente distinta de la que había llevado el proceso desde el principio y a la que ellos dicen invitaron la plancha opositora.

La redacción de este medio se comunicó de manera responsable con el Lic. Alberto Gutierrez, quien encabeza como candidato a la presidencia la plancha que busca sacar a Frutas y su gente de La Matica, y él nos dijo, que su plancha nunca fue notificada de esa dudosa asamblea eleccionaria, a la que llamó “un aparataje montado en medio de la desesperación”.

Las elecciones del club La Matica estaban previstas a realizarse el martes 15 de diciembre del 2020. Las mismas no se celebraron por irregularidades en el padrón de electores, el cual, según la plancha de Gutierrez, era un traje hecho a la medida del actual presidente, quien busca mantenerse al frente de la institución.

Ese mismo día las partes acordaron formar una comisión mixta para revisar el padrón y establecieron el domingo 28 de febrero del 2021, como la nueva fecha para celebrar las elecciones. Ese día, la plancha de Gutierrez no se presentó al proceso, alegando que “los llevaban a un matadero”. Nueva vez, se suspendieron las elecciones, y eso dio paso a la asamblea de la que hablamos párrafos arriba.

Desde el principio del proceso, asesores de la plancha que encabeza Gutierrez, han sido insistentes en hacer una plancha de consenso, que en resumidas cuentas sería un mamotreto de consenso, puesto que por la definición de la palabra consenso, esto se trata de un acuerdo entre las partes involucradas, algo muy lejano a lo que estos proponen.

Muchos dicen que la plancha opositora es apadrinada por Jochy Canaan (El Potro), quien públicamente ha establecido prácticamente que el consenso es “obligado”, al decir que Frutas, llegó por consenso y de la misma forma debe salir.

El consenso propuesto por el grupo opositor presenta una plancha hecha por ellos en su totalidad y esto ha generado parte de los conflictos actuales.

Los de la vieja guardia han jugado un papelazo, ya que con sus planteamientos han agudizado más el conflicto, porque quieren que quien ocupe el cargo de presidente se deje manejar por ellos, y esto quizás ha generado el movimiento en contra del actual presidente.

Es imperante que esos viejos robles de La Matica den un paso al costado y dejen el escenario a los jóvenes dirigentes de ese club y que ellos, compitan para que los socios elijan la plancha que entiendan es la mejor.

La realidad latente es que el glorioso club La Matica, uno de los más grandes y de más edad en la historia del país está en crisis, y de esa crisis sólo podría salir, si los que hoy protagonizan el conflicto tienen un acercamiento real y sincero, si se hace un verdadero consenso, en el que ambas partes propongan nombres de los hombres y mujeres que garanticen lo mejor para la institución, o, en su defecto, se realicen unas elecciones diáfanas y apegadas a los estatus que rigen el club.

La Matica ya no es de la zona sur, ni siquiera de los veganos, es un club de todo el país y su legado es fundamental en el desarrollo de este tipo de instituciones, y por eso, todos debemos aportar a la solución de este conflicto.

Por Félix Lantigua.-