Leonel, el oportunista.

0
239

Tras divisar el consenso y la autodeterminación en las filas del Partido de la Liberación Dominicana para trazar su futuro, en un acto de penosa desesperación el ex presidente Leonel Fernández se acuerda de que Juan Bosch está enterrado en esta ciudad de La Vega. Con el pretexto de la conmemoración de los 110 años del natalicio del Profesor Bosch, el conocido sofista anuncia que vendrá hasta el cementerio a rendirle tributo y defender la constitución.

Buscando en los archivos históricos del año 2010, año en el cual Fernández modificó la constitución para quitarse el candado constitucional que le impedía de por vida volver a presentarse para optar por un mandato presidencial, no encontramos ninguna visita hasta la tumba del profesor Bosch, ni tampoco pudimos encontrar arenga alguna del ex presidente en favor de no modificar la carta sustantiva de la nación.

En el año 2009 se celebró el centenario del natalicio de Juan Bosch, sin embargo Leonel no tenía ningún interés en participar, ni siquiera para aparentar, había sido ya 3 veces presidente, ¿Qué carajos le importaba y qué más provecho le podría sacar a la imagen de Bosch?  Pues oportunista al fin, el sofista no visualizó ninguna ventaja, así que delegó sin remordimientos en el vicepresidente Rafael Alburquerque la responsabilidad de encabezar los actos, pues él prefirió volar hasta Honduras a inmiscuirse en los asuntos de su canchanchán, el derrocado presidente del sombrero Manuel Zelaya. Ese es el verdadero lugar que le da el ex presidente al fundador del PLD en su corazón, por eso nos enerva a los veganos que ahora “se acuerde” de Bosch.

El mismo principio lo aplicó con las llamadas “bases” del PLD. Luego de la muerte de Bosch se designó como presidente del partido a Leonel, sin embargo nunca tuvo un acercamiento ni una intención mínima para comunicarse con las bases, hasta que días atrás, en su afán por continuar con las retrógradas primarias cerradas les convocó sin manifestar el más minúsculo ápice de vergüenza, oportunista consumado ya no se preocupa ni por guardar las formas.

El brillante pensador galo Nicolas de Chamfort dijo “En las grandes cosas los hombres se muestran como les conviene mostrarse. En las pequeñas como son.” Detengámonos y observemos. Todas las posturas que ha asumido el ex presidente Fernández y su entorno a los largo de las últimas dos décadas están visiblemente marcadas por el ventajismo y el oportunismo, no hay sinceridad alguna en sus posiciones y planteamientos. Es una pena que el profesor Juan Bosch tenga, después de muerto, que escuchar sobre sus huesos una retahíla de farsas de estos facinerosos aprovechados. Ojalá se levante y los eche a patadas.

Ing. Félix Lantigua