Luis Marte y el PLD en La Vega

0
510

Siempre que se acercaba un torneo electoral a cargos congresuales y municipales los candidatos del PLD andaban en la calle como fiera en celos, activos, presentes, habidos, asequibles, transitaban como un peatón cualquiera, pero cuando alcanzaban sus posiciones desaparecían como si se tratara del famoso ilusionista Houdini, nadie más volvía a saber de ellos, entraban a su zona de confort; viajando, tomando buenos vinos y disfrutando de una vida de placeres sin ningún compañerito a la vista que alterara su estado de reposo.

Cuando iniciaron los trabajos del Parque Lineal el Riiío, aun para el 2016 todavía no se podía apreciar la magnitud de aquel monstruo que se estaba construyendo, por eso a ningún candidato del gobierno se le observo promover esta obra como trofeo, en realidad ni ellos imaginaban la majestuosidad que se venía cimentando en esa zona tan deprimida.

Luego que pasaron las elecciones del 2016 y que el proyecto Parque Lineal el Riíto iba tomando forma nos preguntábamos con insistencia porqué los líderes del PLD en La Vega no se empoderan de este proyecto y lo salen a promover, a que la gente se empodere, a que conozcan la gran transformación urbana que se estaba dando en La Vega; pero no, era más cómodo seguir en su zona de confort, sin tener que atender a nadie y sin estar en contacto con gente; aun cuando quien gerenciaba la obra el Lic. Luis Marte les dejó libre albedrío para que los líderes locales nadaran a sus anchas y promovieran este proyecto como un hijo de ellos.

Al nadie tomar la iniciativa a Luis Marte no le quedó más remedio que iniciar un proceso de visitas a juntas de vecinos, clubes deportivos, programas de radio y televisión, vistas públicas, reunión con las diferentes clases sociales, políticas y religiosas, solo acompañado de su inseparable colaborador el arquitecto Isaac Polanco, una réplica tan utópica como las conquistas que soñaba el quijote que podía lograr y su entrañable compañero Sancho Panza.

Pero se veía tan noble y sencillo este señor que la noticia fue corriendo como pólvora, se reunía con una persona y mañana tenía que juntarse con dos, visitaba un comunicador y al otro día eran 3, cada persona que contactaba se convertía en un promotor automático, al día de hoy el asunto es tal, que el tiempo que tarda La Vega para dar seguimiento a los trabajos no le es suficiente por la cantidad de personas que tiene que atender cada vez que viene.

Esa sencillez le ha permitido desalojar a más de 600 familias sin existir un solo altercado, ha conseguido que le cedan terrenos de clubes, de canchas, casas, todo tipo de propiedades, solo porque ha sido capaz de cumplir con cada cosa en la que se ha comprometido.

Hoy nos encontramos con la grata sorpresa que quienes se mantenían como cocuyos que solo salían por las noches, se han tenido que mover de su zona de confort, han tenido que salir a dar la cara, porque el ingenio de la gente es tal que se ha pegado el cancitode que el hombre puede ser senador, el asunto ha gustado en el pueblo, sin embargo, a algunos peledeistas que estaban haciendo cocote observando desde lejos el tema le ha caído como un trago de veneno, a Euclides Sánchez se le ha visto haciendo un espectáculo por donar una computadora a la policía, Correa por su parte visitando programas de radio y Mario Hidalgo aún continúa desaparecido.

Sin dudas que la presencia de Luis Marte ha venido a llenar el vacío inmenso que habían dejado los líderes del PLD en La Vega, su descredito y separación de la clase social y productiva.

Todo pare indicar que el cántico de ¡senador, senador! se va a pegar… Seguimos.