Una salida «sin intermediarios», por Mariana Tavárez

0
153
Mariana Tavárez, autora de este artículo.

El presidente Luis Abinader propuso triplicar los mercados de productores sin intermediarios, como una de las iniciativas para mitigar el alto precio de los alimentos. Esta medida fue presentada como parte de un paquete que incluye subsidios indirectos al pan, directos al combustible y reajustes salariales.

La experiencia del Merca Santo Domingo nos enseña que es posible que los productores despachen los productos agropecuarios de mayor demanda sin intermediarios, repercutiendo en una baja de precios considerable para el consumidor final, que oscila en torno a un 30%, llegando hasta un 50% en algunos casos. Aunque el Merca Santo Domingo fue concebido como un mercado para operaciones mayoristas, miles de familias del gran Santo Domingo han hecho suya esta plaza para suplir sus compras familiares.

En estos momentos apremiantes, donde el gobierno hace un gran esfuerzo por afrontar la carestía de los alimentos, el Merca debe de jugar un rol estelar, aportando su conocimiento en la logística de distribución, el cumplimiento de las normas de inocuidad e higiene, así como en la tarea de apoyar los productores, capacitándolos en las destrezas necesarias para la comercialización directa de sus productos.

Reforzar los mercados de productores puede ser una salida novedosa para afrontar el alza de los precios que golpea el mundo en la actualidad, pues los precios mundiales de los alimentos alcanzaron en mayo el ritmo mensual más acelerado en diez años, y eso que la producción mundial de cereales se encamina hacia un nuevo récord. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura -FAO- señala una variación interanual de alrededor de un 40%, aumento que deriva de los precios de las carnes, lácteos, cereales, aceites vegetales y azúcar.

El índice de precios de los cereales de la FAO aumentó un 6.0 % respecto al mes de abril, empujado por los precios internacionales del maíz, que registraron un promedio del 89.9 % por encima de su valor de hace un año.

Los productos, de acuerdo a los commodities necesarios para su producción, han subido diferentes porcentajes en sus precios; por ejemplo, en Argentina, uno de los mayores productores cárnicos del mundo, los precios de la carne suben casi el doble que el resto de la canasta familiar, alcanzando un 72.9% de incremento con respecto a junio de 2020

Las materias primas han elevado los precios, sin embargo, según un reporte de Barani Krishnan para Investing.com los precios de los alimentos no bajarán con la corrección de las materias primas, por lo que el proceso de estabilización de precios puede ser demorarse más de lo esperado.

Estabilizar los precios y garantizar la alimentación de la población requiere el compromiso de todos los actores que intervienen en el proceso, y sobre todo la visión política para liderar el cambio en los modelos productivos y adaptarse a las condiciones de los mercados internacionales.

Autora: Mariana Tavárez
Subadministradora MERCADOM