FP y PLD allanan el camino a Genao

0
4778

Tanto la Fuerza del Pueblo como el PLD presentarán sus candidatos a senador para competir contra Rogelio Genao en la provincia de La Vega; Euclides ya anunció que tiene los tenis puestos y el PLD anunciará próximamente quién será el corredor con el uniforme morado. Pero como dijo una vez Jalil Gibran “la tortuga puede hablar más del camino que la liebre” pues la paciencia, la constancia y la persistencia juegan un rol determinante en situaciones que no siempre se definen de la manera más esperada. Y es que, si bien es cierto que Rogelio Genao ha venido arrastrando una candidatura “pesada”, con la mayor parte de la militancia y dirigencia del PRM apoyando abiertamente al Dr. Agustín Burgos, en los últimos días hemos sido testigos de que estos dirigentes, aun estando con Burgos dicen no tener problemas en apoyar a Rogelio Genao si finalmente se cuela como candidato de la alianza oficialista, lo que puede comprobarse en la serie de entrevistas de “3 minutos en la mira” que viene realizando La Vega Informa.

Si es verdad que el gordito se ha granjeado la antipatía de sectores importantes en el PRM, por razones harto conocidas que no vamos a citar, no menos cierto es que una vez elegido como candidato a senador nadie del sector oficialista operará en su contra, ni le negará su apoyo, ya sea por amor o por dolor, pero en una campaña desde adentro de un partido de gobierno hay otras cosas más importantes que hacer que llevarle la contraria a un candidato a senador, pues, piense usted fríamente, a santo de qué.

En su famoso discurso de 1996, ese que abrió la trocha del poder para que el PLD se instalara en el poder, el doctor Joaquín Balaguer ponderó que “si los números no mienten, si todavía las matemáticas conservan su valor no obstante el hecho de que en la ciencia han desaparecido los conceptos absolutos, la batalla la tenemos ya ganada”, y esta misma arenga le entra a Rogelio Genao como anillo al dedo con la intención de la Fuerza del Pueblo y el PLD de llevar candidaturas a senador en la provincia de La Vega, dos partidos concebidos del mismo cordón umbilical, los cuales sumados -según las firmas encuestadoras que aún gozan de prestigio- empatan o pierden contra el oficialismo en la actualidad. Lo que quiere decir que, contra todo pronóstico, el senador Ramón Rogelio Genao ha pasado de repente de representar una candidatura incierta, mendigada incluso en alguno que otro escenario, a convertirse en el gran favorito para continuar al frente de la senaduría. Para nadie es un secreto que el PLD y la “Fuerza” comparten exactamente el mismo nicho electoral; el voto que obtendría uno se le estaría restando al otro, lo que matemáticamente deja implícito que, en una lucha de tres, de cada 100 escenarios posibles en 99 ganaría el partido de gobierno.

En el improbable escenario de que la Fuerza del Pueblo y el PLD presentasen una candidatura conjunta, lo normal es suponer que Euclides sea el bateador designado para esta candidatura. Pero el ex senador tiene un panorama complicado tanto para armonizar entre las tropas moradas, como entre sus propias huestes verdes.

El mismo hecho de abandonar al PLD, ir a la Fuerza del Pueblo, dejar la Fuerza y luego volver con la Fuerza, son indecisiones le han hecho mucho daño no solo a lo interno de su partido, sino también a lo externo con figuras que siempre apoyaron incondicionalmente su candidatura, como el caso del empresario Edwin Beato que públicamente dijo que el tiempo del ex senador terminó.

Reiteramos que los números ya no son exactos y mucho menos en política, se puede dar proyecciones, pero pudiese cambiar todo de la noche a la mañana, sin embargo, no se avista en el horizonte algún suceso importante que pudiera cambiar el curso de la historia, solo una alianza real, profunda y sincera los pondría en la pelea, cosa que a mi entender está bastante lejos.

Félix Lantigua