¿Por qué gana Gilda y Negro no, si ella obtuvo 2,019 votos menos que él?

0
8381

A menudo escuchamos un sinfín de personas teorizando sobre cómo se eligen los escaños mediante el famoso, pero muy poco entendido, método D’Hondt, en mis charlas con amigos políticos de “alto rango” pude confirmar que el desconocimiento de esta herramienta es más alto que lo que en realidad imaginamos.

Vamos al punto. A los electores se les entregaron 3 boletas; la presidencial y 2 boletas congresuales, una para senadores y la otra para los diputados. Sin embargo, para la aplicación del método solo se toma la boleta de los diputados y se calculan los escaños a través del método de planchas, donde lo primero que se realiza es una sumatoria de la totalidad de los votos obtenidos por cada plancha, que finalmente es lo que les dará a los partidos la cantidad de curules que le corresponde a cada cual. Después de saber cuánto le corresponde a cada partido, se les va asignando nombres a cada diputado electo, de acuerdo a la cantidad de votos individuales dentro de su propio partido y con relación también a los candidatos que le acompañan en su misma boleta.

En la Circunscripción #1 de La Vega se totalizaron 123,434 votos válidos, de los cuales el PRM obtuvo 72,178 votos, la Fuerza del Pueblo 18,459 y el PLD 16,754.

Ya que son 5 los curules que tiene disponible la Circunscripción #1 de la Vega, es tan sencillo como tomar la cantidad total de votos de cada partido y comenzar a dividir entre el escaño correspondiente, es decir, los votos del PRM 72,178/1 para obtener el primer diputado, 72178/2 para el segundo. En esta división, le quedan al PRM 36,089 votos, y como este número aún es mayor que los votos que obtuvo la FP y el PLD, entonces el PRM puede optar por el diputado número 3 al dividir 72178/3. De esta forma el PRM obtiene sus primeros 3 diputados, pero si ahora dividimos el número total del PRM entre la curul 4, digamos “a ver” si aún puede optar por esta posición 72178/4 serian 18,044.5, pero resulta que este número es menor que los 18,459 votos que obtuvo la plancha de la FP, pero sin embargo es superior a la totalidad de votos que consiguió el PLD, por tanto, la cuarta curul le corresponde a la Fuerza del pueblo y la quinta al PRM.

La Fuerza del Pueblo, luego de obtener una posición, debe dividir su total entre 2 para comprobar si opta por la ultima curul disponible, dividiendo 18459/2 quedarían 9,229.5 votos, es decir, que para la última posición los votos disponibles de los partidos son: PRM 18,044.5, PLD 16,754 y FP 9,229.5, y como el número más alto es del PRM, que supera al PLD por 18,044.5-16,754=1290 votos, pues se queda el PRM con la 5ta plaza.

En contexto el PRM consiguió 4 y la FP 1. Estas posiciones se colocan de acuerdo a los más votados por cada partido que consiguió alguna curul. De las 4 del PRM, la 1 era de Burgos, la 2 de Infante, la 3 de José Luis y la 4 de Carolin, mientras que en la Fuerza del Pueblo la Dra. Gilda consiguió 1,780 votos más que Poncho, quien fue su más cercano contendor. En el caso del PLD, como no le tocaba ningún escaño, Negro queda fuera porque la competencia nunca ha sido de Negro con Gilda, ni de Gilda con Burgos, pues lo primero que había que asegurar era una curul de tu partido y después ganarle a tu compañero de boleta.

Para Negro desplazar a Gilda el PLD debía de conseguir entre sus 5 candidatos 18,460 votos y le faltaron la nada despreciable suma de 1,706 sufragios para poder desplazar a la Fuerza del Pueblo, y por ende a Gilda. Realmente habría resultado más fácil desplazar a Carolin, pues solo necesitarían 1291 votos más para arrebatarle la 5ta curul al PRM y por ende a Carolin Mercedes.

El método D’Hondt nunca es una puja entre candidatos de partidos diferentes, más bien primero es una lucha entre partidos y luego entre los candidatos de una misma boleta.

Félix Lantigua.