PRM y el dilema de la convención

0
457

Por el Lic. Carlos Madera.
En esta semana, una noticia que sorprendió al pueblo Vegano fue el anuncio hecho por el alcalde Ing. Kelvin Cruz y el Diputado Dr. Agustín Burgos, en ambos reposa el liderazgo local del PRM, los cuales llegaron a un consenso para las elecciones a direcciones internas de ese partido.

Carlos Madera, autor de este artículo.

La elección de un candidato es una de las decisiones más importantes que los miembros de un partido pueden tomar en el sistema democrático de un país y forman parte importante de la cultura nacional, pero ya es costumbre que para evitar mayores grietas se utiliza el método del “dedazo” que representa una legitimación de la organización ante la opinión pública un poco cuestionada.

De conformidad con el artículo 23 de la ley núm. 33-18, de Partidos y Agrupaciones políticos, son derechos de los partidos, ejercer plena autonomía y libertad para la determinación de sus estatutos y lineamientos partidarios y para la elección de sus autoridades internas.

A pesar de que resulte contradictorio, por las razones que dieron origen a la creación del PRM, no cabe dudas que se encuentran en un dilema, ya que los perremeistas tenían ansias de ganar la legitimidad institucional con el voto de la mayoría de sus miembros o hacer las ratificaciones que en la formación era hasta lógico, pero ya contradice lo que era su discurso en contra Miguel Vargas.

Del lado opositor, se frotaban las manos esperando ver ese choque de colosos entre los liderados por Kelvin Cruz y los que están bajo la sombrilla de Dr. Burgos.

Pero estas decisiones han contado con el desagrado de dirigentes importantes dentro de esa parcela política como los Licenciados Wilson Rodríguez y Esteban García, así como el asistente de la Gobernadora y Dirigente de base Enrique Pool, quienes de manera pública han expresado su descontento con este acuerdo, ya que se preparaban para que el proceso de selección de los candidatos fuera de naturaleza más inclusiva y con la participación de los miembros del partido para que se manifestaran las preferencias de sus militantes.

Cabe destacar que dichos dirigentes en sus comunicaciones han expuesto su indignación, pero eso no descarta de que puedan presentar sus aspiraciones, aunque ya saben a los monstruos que deben enfrentarse que, sin dudas, lo aplastarían en una eventual contienda y es ese el verdadero temor.

Desde dentro, muchos entienden sobre la dimensión respecto a las posiciones institucionales, entendiendo que los acerca de manera importante al candidato presidencial, además de tener la potestad de inscribir las candidaturas locales y tener alguna incidencia en la confección de la boleta, aunque ya de ellos no dependerá muchas veces el éxito o la derrota electoral.

Solo les deseamos que este método no sea el que utilice en la selección de los candidatos congresuales y municipales, ya que si generaría un descontento real, sumado al que ya es evidente, sus repercusiones no le van a convenir a la Repostulación eventual de Luis Abinader.