Los negocios políticos del PRSC y su gordito en La Vega

0
2372

El proceso congresual y municipal del 2016 en La Vega estuvo cargado de negocios redondos en los fueros del PRSC, negocios como si se tratara de algún tipo de mercado persa, o el “mercado de esposas de Babilonia” donde se subastaban las mujeres al mejor postor, lo sorprendente no es que se compraran candidatos y posiciones con sumas millonarias, lo que sorprende es que todo el mundo lo sabía -y lo sabe- pero nadie dice nada, como si se tratara de un pedo hediondo lanzado en una reunión de ricos, donde a todos les hiede, pero nadie lo comenta.

Recordemos que siendo Fausto Ruiz candidato a alcalde por el PRD antes de irse al PRSC, dijo en una entrevista en Vega TV, en el programa Meridiano Vegano, que el partido reformista le estaba ofertando varios millones de pesos para que hiciera filas con ellos, unos millones en efectivo y otros en especies, que fue el término que el utilizó, desconocemos si las especies serían clavo, canela y malagueta, aunque para millones de pesos de estos productos de seguro que la tendríamos que mover en camiones. El tema es que, como en efecto ocurrió, Fausto Ruiz se fue al PRSC y no se me ocurre pensar que después que le ofrecen unos millones por irse, se fuera de gratis, como que no me cuadra.

Todos conocen el negocio del millón de los regidores, se dice que, bajo tragos, un excandidato a senador repartió las 2 regidurías que le tocaban a su partido de la siguiente manera, buscando una salida salomónica porque tenía 2 regidurías en carpeta y 4 candidatos, por lo que repartió 2 años y 2 años para los 4 involucrados en el negocio, como era de esperarse los 2 que picaron delante le tomaron el gustico al cargo y pretendieron alzarse con el santo y la limosna, cuando de pronto el patriarca entró en la discusión y sentenció a que se le pague 1 millón a cada uno de los que no pudieron ocupar los 2 años que le correspondía.

¿Quién es peor en política, el que compra o el que se vende?

Al final es lo mismo, lo bueno es señalar que en un negocio la idea es no perder, no quiere perder el que compra y mucho menos el que vende, y lo penoso es que en todos estos negocios ha estado presente el mismo personaje, el que quiere ser senador y su séquito quiere hacernos creer que este noble e inmaculado personaje posee todas las cualidades para representarnos dignamente, sí, ese mismo séquito, incluso uno de los que tocó del negocio de los millones es su más furibundo defensor ¡A Dios que nos agarre confesados!

Muchas personas han sido implacables con ataques feroces a los candidatos del PLD, acusándolos de corruptos, indecorosos, indelicados, poco éticos, pero si esto hubiese pasado con los peledeistas se estaría acabando el mundo, sin embargo, el tema pasa sin pena y sin gloria, porque somos selectivos, porque tenemos nuestros contrarios favoritos, porque al final son peores, son más descarados y con menos principios.

Todos debemos estar atentos, quien mete 1 quiere sacar 2, el que va detrás de un puesto metiendo negocios de por medio, seguramente nos imaginamos que la idea no es aportar a las causas más nobles para la sociedad, los negocios en política son y siempre serán peligroso para quienes esperan que les representen con justicia y decoro.

Autor: Juan J. Pérez
email: juanjperez@lavegainforma.com