[Declaración a Medios y Ciudadanos]
Gustavo Montalvo, ministro de la Presidencia y coordinador de la Comisión de Alto Nivel para la Prevención y Control del Coronavirus.
24 de marzo 2020

0
202

Señoras  y señores,

Como saben, todos los días la Comisión de Alto Nivel para la Prevención y Control del Coronavirus permanece en sesión permanente, trabajando sin descanso para hacer frente a esta crisis sanitaria.

Como resultado de estos trabajos, cada día se están adoptando medidas para aumentar las capacidades de respuesta de nuestro sistema de salud y la dotación de los hospitales.

Al mismo tiempo, estamos reforzando los protocolos de actuación frente al coronavirus, mejorando la formación del personal, contratando más enfermeros y solicitando la reincorporación de médicos retirados al servicio.

Todo ello con el único objetivo de estar preparados ante un posible aumento de los casos en los próximos días.

Por su parte, el Sistema 9-1-1 se encuentra trabajando en cooperación estrecha con el Ministro de Salud para atender cualquier emergencia de personas con síntomas del coronavirus.

Para eso, se han habilitado 20 ambulancias especializadas sólo para este tipo de urgencias, operando con los equipos y protocolos específicos para evitar todo contagio del virus, que están siempre disponibles, día y noche. 
Por supuesto, el resto de ambulancias del sistema continúan operando normalmente y dando servicio a la población.

Sin embargo, sabemos que tan importante como prepararse para dar respuesta a los posibles afectados, es hacer todo lo posible para prevenir que el virus se extienda. Por eso, estamos poniendo todo nuestro esfuerzo en la prevención, para disminuir la curva de contagio.

Explicaré esto con detalle, para que se comprenda bien la importancia de permanecer aislados en casa.

Si una persona tiene, de media, contacto diario con 50 otras y está contagiada del virus, se ha calculado que podría infectar a un promedio de 4 a 6 personas; a esto le llamamos casos secundarios.

Por el contrario, si logramos que esta persona contagiada haga cuarentena social, tendrá contacto con muchas menos personas y se reducirá drásticamente el número de casos secundarios.

Así, tras unas semanas aplicando estas medidas, veremos que eventualmente irá descendiendo el número de nuevos infectados hasta llegar a cero. Eso es lo que se ha logrado en países como China o Corea del Sur.

De esta forma, además de evitar tener nuevos enfermos, lograremos que los casos que necesiten atención médica puedan recibirla adecuadamente, sin colapsar el sistema sanitario.

Por eso, la mejor forma que tenemos de ayudar a nuestro personal de salud es siguiendo al pie de la letra las indicaciones de aislamiento establecidas.

No salir de casa si no es estrictamente necesario. Lavarnos las manos con frecuencia, permanecer a dos metros de las demás personas. Y, en caso de estar en contacto con una persona infectada, guardar la obligada cuarentena, es decir, permanecer aislado durante 15 días.

Para ello, estamos estableciendo una serie de instalaciones deportivas, edificios de apartamentos que el Estado tenía por inaugurar y otras instalaciones, donde las personas en cuarentena puedan estar convenientemente atendidos, en condiciones dignas.

Apelamos al espíritu solidario y a la disciplina social de todos para que el aislamiento se cumpla con rigor y responsabilidad.

Pero además, es mi deber recalcar la seriedad de esta situación y recordar que este periodo de cuarentena no es opcional. No solo es una obligación ética y cívica, sino también legal, cuya infracción conlleva multas de entre uno y diez sueldos mínimos.

Señoras y señores,

Somos conscientes de que existe inquietud en algunas personas que quisieran hacerse la prueba del Covid-19, por tener algún síntoma relacionado con el mismo o porque sospechan que han podido estar en contacto con una persona infectada.

Querer salir de dudas y hacerse la prueba no solo es totalmente comprensible desde el punto de vista personal, es además muy valorable desde el punto de vista de la salud pública.

Pero lo cierto es que, hasta este momento, en el país no hemos podido realizar la prueba a todos los que lo desearan, por contar con un número limitado de insumos y de laboratorios preparados.

Para dar respuesta inmediata a esta situación hemos puesto en marcha tres estrategias en paralelo:

Primero: en este momento esta prueba se puede realizar en el Laboratorio Nacional y en dos laboratorios privados. Pero el Ministerio de Salud Pública está habilitando nuevos laboratorios públicos en hospitales públicos para realizar la prueba de Reacción en Cadena de Polimerasa en tiempo real, la llamada prueba PCR.

En segundo lugar, trabajamos para que la prueba pueda realizarse también en más laboratorios privados una vez se hayan estandarizado los protocolos para que  tengan el mismo grado de confiabilidad que en el propio Laboratorio Nacional.

En tercer lugar, muy pronto se anunciará el procedimiento de un test rápido cuyo costo asumirá el Estado y que se ha usado en otros países con éxito.

Este test permitirá a muchas personas calmar sus dudas, pero hay que dejar claro desde ya que esta prueba rápida sólo ofrece resultados presuntivos, válidos al 85%.

Si alguien hace esta prueba y da positivo debe posteriormente hacerse también la prueba PCR para tener una seguridad cercana al 100%.

Con estas tres medidas aumentaremos sustancialmente la capacidad del país para hacer test de coronavirus y, de esta forma, podremos seguir mejorando nuestra estrategia de combate contra esta pandemia.

Señoras y señores,

Estamos conscientes de que tenemos ante nosotros un estado de emergencia que va más allá de la dimensión puramente sanitaria e incluye también una importante dimensión económica y social.

Mañana, el Presidente de la República Danilo Medina volverá a dirigirse al país para divulgar todo un paquete de medidas que atienden a estas dimensiones económica y social.

El resto de nosotros tenemos la importante misión de velar por nuestra salud, por la de nuestros familiares y  vecinos, sobre todo de ancianos y gente con condiciones médicas.

Quedándonos en casa lograremos disminuir la curva de infección y con ello crearemos las mejores condiciones para que los trabajadores de la salud puedan cuidar a los que más lo necesitan.

Tengo plena confianza en las continuas muestras de responsabilidad y solidaridad que está dando el pueblo dominiano y no dudo de que esta es
una crisis de la que saldremos más unidos y más fuertes que nunca.

Muchas gracias.