¡Se acabaron los ajustes de Status al entrar con Visa B1/B2!

0
73

Por Daryeris Félix. La regla de los 30/60 días después de la entrada a territorio de los Estados Unidos ha sido cambiada, así como la regla que disponía que cambios después de los 90 días prácticamente no abrían sospechas. Con los nuevos cambios, cualquier persona que busque ajustar status o cambiar status podrá ser sujeto de investigaciones que podrían terminar con deportación. Esto es así porque se le acusaría de haber dicho que iba a entrar a los Estados Unidos para visitar familiares, para tal o cual negocio, pero en verdad, su verdadera intención era quedarse para ser pedido en residencia.

Si los cambios se efectúan después de los 90 días, en principio no hay falsa representación, pero sí aparecen elementos que determinen que usted dijo una cosa por otra, entonces se puede investigar la conducta y el Oficial Consular está obligado a solicitarle un Advisory Opinion u Opinión Consultiva al Departamento de Estado.

Como las personas regularmente quieren ajustar status por matrimonio con un ciudadano, (en ciertas condiciones, también pueden hacerlo con un cónyuge residente legal permanente), la visa B1/B2 no tiene el reconocimiento de ser una visa con intención dual, por lo que podemos concluir diciendo que a partir de este momento, no es aconsejable intentar ajustes con visas B1/B2.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés) se rigen por el (FAM) Foreign Affairs Manual, pero según parecen las cosas, es muy probable que hayan cambios que modificarán las regulaciones en ese sentido.

En pocas palabras, la fiesta de los ajustes por matrimonio con ciudadanos americanos se acabó. Antes, era posible, ahora, el margen es tan estrecho, que usted puede fácilmente ser deportado sin muchos trámites  por lo que es bien aconsejable agotar el proceso consular.

En ese sentido, ahora más que nunca deben de prepararse casos fuertes, bien fundamentados, para que al momento de la entrevista, no queden aspectos vacíos, dudosos, que puedan poner en peligro la obtención de la residencia. Además, estos cambios también hacen posible que los Cónsules anoten en un sistema especial, sus consideraciones en ese sentido para que usted, con su visa vigente, pueda ser cuestionado y deportado entrando a los Estados Unidos.

Commentarios

commentarios