Un éxito “a medias”, proclama candidatos Municipales PLD La Vega.

0
787

El pasado domingo 17 de noviembre, el PLD proclamó sus candidatos a alcaldes y directores de distritos de toda la provincia de La Vega en presencia del presidente Danilo Medina y el candidato presidencial Gonzalo Castillo. El evento, que contó con una considerable participación de personas, se advertía atiborrado, aunque las 5 Esquinas no es precisamente una plaza grande. Emanaba mucho entusiasmo en este evento que se consumió en relativamente corto tiempo, al menos en términos de agenda. Fue exitosa la propaganda en lo referente a gorras y banderas, podemos decir, en líneas generales, que lo que ocurrió el domingo fue exitoso.

Donde quedó saldo pendiente fue en el despliegue de estrategias locales de comunicación, estuvieron débiles o inexistentes, la situación ameritaba un “día siguiente” de la actividad asaltando todos los programas importantes de La Vega, con las redes asediadas por un evento que llenó su cometido, conjeturamos un spot oficial circulando por todas partes, nos imaginamos una batería de hombres y mujeres del PLD visitando diversos medios y destacando el impacto y la acogida de lo ocurrido el domingo, sustentando su verbo sobre imágenes de apoyo que exprimirían hasta el máximo el provecho de una actividad que probablemente no pueda repetirse presentando como figuras principales al presidente de la República y al candidato presidencial del PLD.

Otro elemento sustancial es que a las figuras del PLD que trabajaron por la candidatura de Leonel Fernández y finalmente se quedaron en el PLD, no se les suministró la connotación que merecían; debieron mostrarlos, exhibirlos como un triunfo, como Perseo levantando la cabeza de Medusa, tomarlos como punta de lanza para significar que los hombres y mujeres valiosos del PLD aún continúan ahí. Además, era el mejor de los escenarios, el Teatro de los sueños, para quemarlos en caso de que alguno estuviera retozando con el clásico juego de las dos cabezas.

La dirigencia del PLD en La Vega ha obrado con asombrosa timidez para consumar la integración de los citados dirigentes que trabajaron con Leonel, no han definido un plan para adherirlos y mucho menos han desarrollado un organigrama que determine con la sesudez correspondiente en qué espacio en la campaña es que los van a colocar, debió definirse un PROTOCOLO DE INTEGRACIÓN que por lo visto no ha llegado o llegará más tarde que Leonel a una reunión.

Se han apostado más fichas a la improvisación que al trabajo estructurado y planificado, una actividad con la dimensión y significado de la del pasado domingo debió disponer de mayor vigencia, al menos una semana, era la excusa ideal para invadir los medios de comunicación, la motivación justa para que las tropas moradas avanzaran en el frente y conquistar aquellos que aún tienen dudas o sienten temor, entendiendo que no tendrán verdadera acogida o que los distanciarán como bichos raros.

El primer tramo de la campaña es corto, una carrera de 100 metros, un sprint que apenas durará hasta febrero, que está al doblar de la esquina, y el tiempo restante, según advierte el reloj de arena, no es ni mínimamente suficiente. Deberá bastar para que los que están distantes puedan abrazarse como hermanos y empujar la carreta en una misma dirección.