Opciones de visa para novios extranjeros para visitar a parejas en USA

0
291

Cuando un novio está en Estados Unidos y el otro fuera del país surge la pregunta de qué visa debe éste solicitar para visitarlo.

En este artículo se explican cuáles son las opciones si la única intención es la de visitar y regresarse al país de origen o qué se puede hacer cuando lo que se quiere es casarse y quedarse a vivir en los Estados Unidos.

Visa para novios cuando la intención es simplemente visitar

En este caso se debe ingresar a Estados Unidos como turista. Para la mayoría de los extranjeros, como es el caso de los dominicanos, el documento correcto para ingresar como turista es una visa B-2 también conocida como visa de paseo o placer. Es frecuente que se apruebe conjuntamente con una B-1 de negocios.

Puede ayudar una carta de Invitación por parte del novio que está legalmente presente en Estados Unidos, aunque no es obligatoria. Lo más importante para sacar la visa es que el solicitante, es decir, el novio/a que vive fuera de los Estados Unidos, no tenga en su pasado ninguna causa que lo convierta en inadmisible y/o  inelegible.

La causa de inadmisibilidad que da más problemas es la de haber estado ilegal en los Estados Unidos, en estos casos habría que asesorarse con un abogado experto para valorar si se podría plantear el caso para un perdón, también conocido como waiver o permiso. Sin embargo, la causa más común por la que se niega la visa de turista es por no acreditar lazos familiares y/o económicos suficientes en el lugar en el reside el solicitante. En otras palabras, el oficial consular va a negar la visa si sospecha que el solicitante se va a quedar en los Estados Unidos más tiempo del autorizado.

Visa de prometidos para las parejas de ciudadanos americanos

Hay un caso en el que la visa a solicitar no es la de turista. Si la pareja está conformada por un estadounidense y un extranjero y su intención es contraer matrimonio en Estados Unidos dentro de los 90 días siguientes a la entrada al país del novio o novia, entonces la visa que debe de solicitar es una visa K-1 para novios o prometidos, también conocida como fiancé. Con esta visa también se pueden beneficiar los hijos del novio/a, solicitando al mismo tiempo para ellos una K-2.

Este tipo de visado sólo lo pueden solicitar los ciudadanos, nunca los residentes permanentes legales ni ninguna otra persona, además de que el solicitante debe tener presente que si no hay matrimonio dentro del plazo establecido, debe abandonar los Estados Unidos.

Tampoco es posible casarse con una persona distinta a la que patrocinó. Antes de hacer cualquier cosa de esas, consultar con un abogado de inmigración, ya que pueden surgir muchos problemas porque puede suceder que las autoridades migratorias consideren que se mintió para obtener la visa K-1 con la que se ingresó a Estados Unidos y eso sería un fraude de ley, lo cual es un gran dolor de cabeza.

Cuando se entra para una visita y se cambia de opinión

Hay un elemento técnico de las visas al que nadie le presta la atención necesaria hasta que le causa problemas, y es el requisito de la intención.

Cuando se ingresa como turista, la intención es la de ingresar y salirse antes de que se agote el tiempo permitido de estancia legal. Si el oficial migratorio en un puerto, frontera terrestre o aeropuerto considera que la intención es quedarse en Estados Unidos, no permitirá la entrada.

De la misma forma, si una persona que ingresa como turista y se casa inmediatamente, se considerará que su intención siempre fue la de ingresar para quedarse y, por lo tanto, es posible negarle cualquier intento de regularizar la situación mediante un ajuste de estatus para obtener la Green Card.

Y eso es así aún cuando la persona que presenta la petición de los papeles para su cónyuge es un ciudadano americano o un residente permanente legal. Es por eso que es muy importante cumplir con los plazos y tiempos cuando se ingresa con visa de turista, se lleva a cabo el matrimonio y luego un ajuste de estatus.

Además de todos los inconvenientes que pueden dar lugar a la cancelación o revocación de la visa o a su no renovación, el principal problema puede darse por ingresar frecuentemente  en los Estados Unidos a tal punto que el oficial migratorio en el punto de entrada al país considere que la intención es quedarse.

Por Daryeris Félix

Commentarios

commentarios